19/9/13

Creación de libros

El proceso integral de creación de libros es complejo, de varias capas.

Primero, el libro, el texto escrito debe estar terminado y eso implica a su ves un sinnúmero de procesos (vivencias, escritura, edición, reescritura, edición...)
Segundo, cuidar la ortografía es de suma importancia, un libro de calidad debe estar cuidadosamente pulido, limpio, casi-perfecto, el error también forma parte del proceso.
Tercero, el diseño editorial (el tamaño de la tipografía, el interlineado, el kern y el track, la justificación...) lleva también un cuidado minucioso, en el que el detalle del texto, un zoom hacia las letras y sus cuantiosos espacios y detalles, cobran importancia, el justo espacio entre letra y letra entre palabra y palabra entre línea y línea.
Cuarto, la impresión es un proceso 'maquiloco' de presionar un botón y esperar a que por una bandeja 'real' salgan impresiones del frente y vuelta del libro, posteriormente llega la compaginación, en este proceso hay tiempo para pensar y no pensar, para ver futuros libros o para permanecer en silencio, para divagar.
Quinto, la encuadernación es también proceso 'maquiloco', repetitivo: meter hojas, meter portada, rasgar lomo, poner pegamento, bajar palanca, apretar, liberar, libro, y así por número cuantioso de ejemplares, es un proceso de movimiento, una danza repetitiva cuyo fruto final es libros.
Entretanto, los sonidos de cada uno de los procesos vienen a mi mente, la música de la creación libresca.