26/9/13

Desollada: visiones crónicas. Ensayando a Gertrude Stein, Lyn Hejinian, Kathy Acker y Juliana Spahr

La experiencia de concebir, escribir e imprimir este libro fue una de años. Un proceso de años de construcción de una obra escrita: un libro.

Fue a través de varios talleres que tomé con Heriberto Yépez que fui conociendo la obra de Stein, Lyn, Acker y Juliana, una obra de escritura, narrativa y crítica, que me dejó ver otro mundo de concepciones literarias, imaginadas, narrativas, ensayísticas, críticas, vidas, experimentaciones, procesos. Conocer la obra de estas escritoras me permitió visualizar entre tantas cosas procesos corporales y de vida pragmáticos, que se llevan a cabo, día a día.

Comencé la traducción de fragmento de la obra de Gertrude Stein y de Juliana Spahr. La traducción o retraducción me permitió acercarme, desde mi lengua a una comprensión propia-mía y del lenguaje, a los fundamentos básicos escritos de ambas escritoras. La traducción me permitió detenerme, reflexionar, reescribir y entender de una y varias formas qué es lo que esta mujer escritora estaba tratando de decir, el por qué, las formas, sus características, sus palabras...

Posteriormente apliqué a una beca para escribir un libro de ensayos sobre el trabajo de Stein, Hejinian, Acker y Spahr, beca que me otorgaron y a partir de la cual comencé un proceso creativo y ermitaño de reflexión, crítica, interpretación, visión, pensamiento, vida, experimentación corporal sobre el trabajo de dichas escritoras. A través de este primer proceso, que fue de un año, llegué a muchas conclusiones que podría denominar como en coción, no eran las conclusiones finales, la fruta estaba en maduración. Apliqué a otra beca, la cual me otorgaron y la cual implicó un año más de trabajo y concentración al respecto. En este segundo año concreté y llegué a las conclusiones y experiencias que completarían mi entendimiento sobre la obra de estas mujeres. En este segundo año, y como lo dice el título del libro, ensayé, a través de la escritura de Stein, Hejinian, Acker y Spahr, una forma de pensamiento, reflexión, experimentación y escritura. De alguna forma fui un medium a través del cual pasó la energía de dichas escritoras y a partir de las cuales surgieron estos ensayos, este libro de ensayos. Pasé la mayor parte del tiempo escribieno y reflexionando, editando, pensando en términos steinianos, hijinianos, ackereanos y spahreanos, qué era la vida y la escritura, términos a través de los cuales me parece que estas escritoras plantean su vida. La escritura a la par de la vida. La vida escritura. La escritura vida. Pasé horas, días, semanas, años en un encierro creativo que fue sumamente enriquecedor, personalmente enriquecedor, mentalmente enriquecedor, corporalmente enriquecedor. 

A partir de la escritura de este libro concibo a la escritura como vida, como entes que se trasladan juntos y que conviven, que se experimentan, que se tergiversan, que se desconciertan, pero que indudablemente van juntos. A partir de la escritura de este libro concibo a la escritura como cuerpo, como un proceso que es ante todo cuerpo, antes de ser escritura es cuerpo, vivencia, experiencia de lenguaje, de vida. A partir de la escritura de este libro concibo al cuerpo como un ente primordial en el proceso de escritura. La escritura no está en sentarse a escribir en un escritorio, no primordialmente, sino en la experiencia corporal, en el avivamiento del cuerpo, para posteriormente escribir. 

La escritura es cuerpo.


El libro en versión electrónica:







19/9/13

Creación de libros

Coedito, junto con el Checo Brown, la Editorial Piedra Cuervo.
Comenzamos a hacer nuestros libros a mano, es decir, imprimiendo y encuadernando a mano, también cosiéndolos a mano, el proceso lleva su tiempo. Posteriormente perfeccionamos nuestra técnica y adquirimos un par de herramientas que nos facilitan el proceso de fabricación de libros. Soy la fabricante de los libros y es un proceso bien chingón.
*
Cuando me pongo a hacer libros, la fase de impresión y encuadernación, entro en un trance, me concentro y me convierto en una maquila-de-libros, literalmente. 
*
Comencé a imaginar y hacer libros desde que estaba en la universidad estudiando diseño, ahí hice un par de libros sobre 'gráfica funcional popular' (el proceso fue: concebir el libro, tomar fotos, escribir, imprimir y encuadernarlos en una imprenta). Cuando la profe vió los libros me preguntó que dónde los había comprado.




*
Concibo los libros como un ente sin-límites: desde que un libro es nada; hasta que un libro es todo.
*
En otra ocasión, en mi etapa en la universidad, para un proyecto de hacer un libro, reescribí un libro entero (con intervalos de ayuda de mi hermana y armando) de Rubén Bonet.
*
Hacer un libro, es decir, hacer un libro en términos físicos, es mayeútica física. Mayeútica de palabras hecha acción.
*
Hacer libros, en términos físicos, es diálogo metafísico.
Un diálogo en silencio que produce conocimiento físico.
*
Dejo que 'eso' me hable; posteriormente comprendo.


Paradoja del escritor.
Quedarse sin voz. 
Literal.

“Aerolitos mentales”




Comentario sobre el libro “Aerolitos mentales” de Antonin Artaud, antologado por José Vicente Anaya.
13 de septiembre de 2013

Creación de libros

El proceso integral de creación de libros es complejo, de varias capas.

Primero, el libro, el texto escrito debe estar terminado y eso implica a su ves un sinnúmero de procesos (vivencias, escritura, edición, reescritura, edición...)
Segundo, cuidar la ortografía es de suma importancia, un libro de calidad debe estar cuidadosamente pulido, limpio, casi-perfecto, el error también forma parte del proceso.
Tercero, el diseño editorial (el tamaño de la tipografía, el interlineado, el kern y el track, la justificación...) lleva también un cuidado minucioso, en el que el detalle del texto, un zoom hacia las letras y sus cuantiosos espacios y detalles, cobran importancia, el justo espacio entre letra y letra entre palabra y palabra entre línea y línea.
Cuarto, la impresión es un proceso 'maquiloco' de presionar un botón y esperar a que por una bandeja 'real' salgan impresiones del frente y vuelta del libro, posteriormente llega la compaginación, en este proceso hay tiempo para pensar y no pensar, para ver futuros libros o para permanecer en silencio, para divagar.
Quinto, la encuadernación es también proceso 'maquiloco', repetitivo: meter hojas, meter portada, rasgar lomo, poner pegamento, bajar palanca, apretar, liberar, libro, y así por número cuantioso de ejemplares, es un proceso de movimiento, una danza repetitiva cuyo fruto final es libros.
Entretanto, los sonidos de cada uno de los procesos vienen a mi mente, la música de la creación libresca.