19/2/13

Mi teoría del conocimiento


Comparto algunas reflexiones que hice para mi tarea de filosofía.

¿Cómo y porqué conocemos?
1. ¿Cómo conocemos? Conocemos a través del cuerpo, a través de los sentidos: oídos, tacto, olfato, gusto y vista, que son las formas que tenemos de percibir el mundo directamente en nuestro cuerpo.
2. ¿Cómo conocemos? Conocemos también, por nuestro cuerpo, a través de nuestro consciente e inconsciente, a través de nuestra psique. Poseemos un complejo tejido de redes de experiencias propias y heredadas, desde que somos concebidos, al pasar por el vientre materno, al nacer, al crecer, al desarrollarnos y morir. Conscientemente, los conocimientos adquiridos a través de nuestra familia; inconscientemente, los complejos oníricos y lo que se explica en la psicología como sombra, forman parte imprescindible de nuestra experiencia diaria como seres humanos, como mujeres y hombres.
3. ¿Por qué conocemos? Conocer es una implicación del ser humana, humano y de vivir en este mundo. La pregunta de por qué conocemos es tan irrespondible como las preguntas: ¿por qué estamos aquí? ¿qué somos? Creo que sólo podemos aproximarnos a las respuestas y formular nuestras respuestas propias o colectivas.
¿Qué conocemos y sobre qué bases?
Conocemos el mundo que nos rodea sobre las bases que hemos aprendido y  heredado de nuestra familia y nuestra cultura. Por ejemplo, la aproximación occidental a la 'muerte' es sumamente diferente, radicalmente, a la aproximación tibetana. Esto me dice que es cultural lo que conocemos y las bases de lo que conocemos.
¿Qué quiere decir el dicho: “cada cabeza es un mundo”?
Bien dicho, yo creo, que cada persona tiene su propia forma de vivir, creer, crear y experimentar el mundo. Vivimos en una sociedad que nos ha inculcado una sola visión, una sola forma de ver, ha hecho de una cultura el mismo mundo, cuando por el contrario me parece que cada persona tiene en su ser e interior, su propia fora de creación de su mundo, de su universo y de todo.
¿En qué está fundado ese dicho? ¿Está justificado? ¿Por qué?
Está fundado en que la visión, pensamiento y percepción de cada persona es propia, individual a sí misma definida por la cultura, lo aprendido y lo heredado. La misma cosa puede ser vista y percibida de diferente manera dependiendo de quien la observa o perciba. Me parece que está bastante justificado, en el sentido pragmático: preguntemos a dos o más personas qué piensan de por qué estamos en el mundo, y cada persona va a tener un diferente punto de vista.
¿Cuál es el sentido de la frase “ver para creer”?
El sentido de la frase me parece es uno occidental y lógico, científico. Corresponde a la razón ante todo, a lo material, a lo objetivo, a lo comprobable, a lo que podemos tocar y ver con nuestros sentidos.
¿Qué consecuencias prácticas y teóricas se derivarían si este último dicho fuese una regla universal de conducta? ¿Por qué?
Las consecuencias son, básicamente, la cultura en que vivimos: una cultura científica, patriarcal, racional, lógica, objetiva. Para la cultura en que vivimos todo aquello que sea comprobable es verdadero, esto es la ciencia; todo aquello que no sea comprobable es falso, por ejemplo la religión no es científica, porque no podemos comprobar la existencia de buda, por ejemplo, no existen pruebas que así lo demuestren. Las ideas son muy poderosas y una sola idea le da forma a la vida. Las ideas, nuestros pensamientos, nos hacen ser y creer lo que somos y creemos y conocemos del mundo. Si yo creo que dios existe, dios va a existir para mí. Si yo creo que dios no existe, dion no va a existir.
Después de todas estas reflexiones, ¿qué dirías tú que es conocer?
Conocer para mí es algo que implica a los opuestos. Conocer es lo que soy y lo que no soy. Conocer es lo masculino y lo femenino. Conocer es lo consciente y lo inconsciente. Venimos de la unión de los opuestos: la mujer y el hombre, me parece una condición humana inatacable, comprobable en todo sentido, los opuestos nos formaron y nos forman. Interiormente, nuestra psique, es un complejo consciente y a su vez inconsciente, comprobable también a través de la psicología. Por lo tanto para conocer el mundo parto de los opuestos, de lo que puedo conocer del mundo pero también de lo que no puedo conocer, debido a muchas circunstancias, entre ellas la cultural. El mundo que conoce un budista es un mundo muy diferente al que conoce un científico, para mí ninguno es tan verdadero o tan falso que el otro, sino dos formas diferentes, opuestas entre sí, para llegar a una verdad, a un conocer verdadero.