17/2/13

La colonización de lo femenino

Así como hace siglo unos seres de otro geografía vinieron a colonizar la geografía latinoamericana, de igual forma, lo masculino, vino desde hace siglos, de igual forma, a colonizar lo femenino, entre otros aspectos de la vida.
La colonización de lo femenino.
La colonización de lo femenino me ha hecho sentir menos.
La colonización de lo femenino me ha hecho sentir pequeña.
La colonización de lo femenino me ha hecho sentir superficial.
La colonización de lo femenino me ha hecho sentir pendeja, me ha hecho sentir mal por pensar lo que pienso, por decir lo que pienso, por hacer lo que siento, me ha hecho sentir que lo que piensan los hombres es más inteligente, más bueno, más profundo, más todo.
La colonización de lo femenino propone ante todo lo masculino, lo masculino ante todo, lo masculino mejor que todo, lo masculino más inteligente que todo, lo masculino más interesante, más libre.
¿De qué formas he contribuido y contribuyo a la colonización de lo femenino?
¿De qué formas me he hecho y me hago menos?
Me duele la colonización de lo femenino porque me doy cuenta de que, de varias formas, he contribuido a ello.
Me duele la colonización de lo femenino porque se ha convertido en una forma de vida sustentada por lo femenino.
Me duele la colonización de lo femenino porque puedo ver la colonización de lo femenino en mi cuerpo, en mi ser, en mis pensamientos.