28/9/12

But the idea of smallness is relative; it depends on what is included and excluded in any calculation of size.

* Fragmento del libro We are the ocean de Epeli Hau'ofa
There is a world of difference between viewing the Pacific as “islands in a far sea” and as “a sea of islands”

* Fragmento del libro We are the ocean de Epeli Hau'ofa
Their universe comprise not only land surfaces but the surrounding ocean as far as they could traverse and exploid it, the underworld with its fire-controlling and earth-shaking denizens, and the heavens above with their hierarchies of powerful gods and named stars and constellations that people could count on to guide their ways across the seas.

* Fragmento del libro We are the ocean de Epeli Hau'ofa

Mito de Buddha o Jataka (relato budhista que cuentan las vidas anteriores de Budha)


* Tomado del libro El héroe de las mil caras de Joseph Campbell


La segunda historia es de diferente estilo. Habla de un joven príncipe que acababa de
terminar sus estudios militares bajo la dirección de un maestro mundialmente famoso.
Habiendo recibido, como símbolo de su distinción, el título de príncipe Cinco Armas, aceptó
las cinco armas que su maestro le dio, se inclinó y armado con sus nuevas armas, se puso en el camino que llevaba a la ciudad de su padre, el rey. Avanzó hasta que llegó a cierto bosque.
La gente que vivía a la entrada del bosque trató de advertirle. “Señor príncipe, no entréis en
este bosque —le dijeron—, aquí vive un ogro llamado Cabello Pegajoso; mata a todos los
hombres que ve.”
Pero el príncipe era confiado y valeroso como un león de melena. Entró en el bosque
y cuando llegó al centro el ogro se le apareció. El ogro había aumentado su estatura a la
altura de una palmera; se había creado una cabeza tan grande como una casa de verano con un pináculo en forma de campana, unos ojos como cestos de limosna, dos colmillos como bulbos o capullos gigantes; un pico de halcón; la barriga estaba llena de ronchas y las manos y los pies eran verde oscuro. “¿Dónde vas? —le preguntó— ¡Detente! ¡Eres mi presa!”
El príncipe Cinco Armas contestó sin temor y con gran [85] confianza en las artes y
tretas que había aprendido. “Ogro —dijo—, sabía a lo que me exponía cuando entré en este
bosque. Harías bien en cuidarte de atacarme, porque atravesaré tu carne con una flecha
mojada en veneno y te haré caer en tus huellas”.
Habiendo amenazado así al ogro, el joven príncipe puso en su arco una flecha mojada
en veneno mortal y la disparó. Cayó en los cabellos del ogro. Luego disparó una detrás de la otra, cincuenta flechas. Todas se pegaron en los cabellos del ogro. El ogro se sacudió cada una de las flechas, que cayeron a sus pies, y se aproximó al joven príncipe.
El príncipe Cinco Armas amenazó al ogro por segunda vez y levantando su espada,
le dio un golpe maestro. La espada, que tenía treinta y tres pulgadas de largo, se pegó a los
cabellos de ogro. Entonces el príncipe quiso atravesarlo con una lanza, que también se pegó a sus cabellos; al ver que la lanza se había pegado, lo golpeó con un garrote, que también se pegó a sus cabellos.
Cuando vio que el garrote se había pegado, le dijo: “Señor ogro, nunca habéis oído
hablar de mí. Soy el príncipe Cinco Armas. Cuando entré en este bosque infestado por vos,
no pensaba en arcos ni en armas parecidas; cuando entré en este bosque, pensaba sólo en mí mismo. Ahora voy a golpearos y a convertiros en polvo.” Habiendo dado a conocer su
determinación y dando un alarido, golpeó al ogro con su mano derecha. La mano se pegó a
los cabellos del ogro. Lo golpeó con la mano izquierda. También se le pegó. Lo mismo
sucedió a su pie derecho. Lo golpeó con su pie izquierdo. También se le pegó. Pensó: “Le
golpearé con mi cabeza y se ha de convertir en polvo.” Lo golpeó con la cabeza. Y también se le pegó en el cabello del ogro.50
El príncipe Cinco Armas falló cinco veces, se pegó en cinco lugares y colgaba del
cuerpo del ogro. Con todo eso, no estaba atemorizado; entretanto, el ogro pensó: “Éste es un hombre león, un caballero de noble nacimiento... no [86] un simple hombre. Porque aunque ha sido atrapado por un ogro como yo, no parece temblar ni estremecerse. En el tiempo que he cuidado de este camino, no he visto ningún hombre que lo iguale. ¿Por qué no tendrá
miedo?” Sin atreverse a comérselo, le preguntó: “Joven, ¿por qué no tienes miedo? ¿Por qué no estás aterrorizado con el miedo a la muerte?”
“Ogro, ¿por qué habría yo de tener miedo? Si se tiene una vida, es absolutamente
seguro que se tendrá una muerte. Es más, tengo en el vientre un trueno. Si me comes, no
podrás digerir esa arma. Te romperé por dentro en pedazos y fragmentos que han de
matarte. En ese caso, ambos pereceremos. ¡Por eso no tengo miedo!”
El lector debe saber que el príncipe Cinco Armas se refería al Arma del Conocimiento
que estaba dentro de él. Este joven héroe no era otro que el Futuro Buddha, en una
reencarnación anterior.
“Lo que dice este joven es cierto —pensó el ogro, aterrorizado con el miedo a la
muerte—. Del cuerpo de este hombre león mi estómago no podría digerir ni un fragmento de
carne del tamaño de un frijol. ¿Lo dejaré ir?” Y dejó ir al príncipe Cinco Armas. El Futuro
Buddha le predicó la Doctrina, lo dominó, lo enseñó a renunciar y luego lo transformó en el
espíritu que debía recibir las ofrendas del bosque. Después de amonestar al ogro para
que fuera prudente, el joven partió y a la entrada del bosque contó su historia a los seres
humanos; luego siguió su camino.



27/9/12

ritos de paso / rituales iniciáticos
en cierto punto, profundo, del análisis personal, se llega a los conceptos de bien y el mal.
me indigna. me aflije. me entristece y me perturban las imágenes de la protesta en españa. en qué momentos nos convertimos en una sociedad-suciedad así. estamos en nuestro derecho de manifestarnos libremente y pacíficamente ante hechos que creamos injustos. ese es el poder de la palabra. ante la represión, no tengo palabras, o tengo éstas. en qué momento un uniforme se convirtió en símbolo de poder negativo, de poder por el poder. en qué momento ser 'superior' implica amedrentar a los otr@s a través de golpes. en qué momento el ejercicio de la ley y la justicia se convirtió en represión.

repetition is in nature as blood in my veins.
soñar despierto, suena trillado, pero analizado, es revelador.
sueño vivo/viva.
vida.

26/9/12

mucuna mutisiana


La primer mujer y el primer hombre.
La primer noche.
El primer día.
La primer planta.
El primer árbol.
La primer lluvia.
El primer jaguar.
La primer ave.
El primer volcán.
La primer idea.
El primer sueño.
La primer sonaja.
El primer pensamiento.


25/9/12

ego

el ego acompaña.
el ego es necesario, es parte de.
el ego es un compañero; no un dirigente.
domar al ego; no ser domado por él.

en el tarot de marsella el ego está simbolizado en un perro, un perro compañero.






la yoga. esa 'ciencia corporal' que permite equilibrar la mente y el cuerpo.

adho mukha svanasana


22/9/12

The roads are getting so super-paved and big and light and loaded with BIG MACS and HOWARD JOHNSONS that the only time people are forced into danger or reality is when they die. Death is the only reality we’ve got left in our nicey-nicey-clean-ice-cream-TV society so we’d better worship it.[1]


[1] Acker, Kathy, Blood and Guts in High School, New York, NY, Groove Press, 1978, p. 94.

I thought that people today when they move move only by car, train, boat, or plane and so move only on roads. They perceive only the roads, the map, the prison. I think it’s becoming harder to get off the roads.[1]


[1] Acker, Kathy, Blood and Guts in High School, New York, NY, Groove Press, 1978, p. 69.

19/9/12

reencontrar todo lo que es.
el todo.
todas sus partes.
me gustan los grandes retos, por eso escribo novela.
concibo grandes estructuras.
y entonces, es ahí cuando cobra importancia el detalle.

18/9/12

Creemos que algún acto, logro, objeto, persona o entorno propicio nos llevarán a la satisfacción permanente del “yo”, cuando el "yo" en sí no es más que una fabricación impermanente de la mente.